Para despedir los RRMM de Oriente no hay mejor forma que un descenso de antorchas por las pistas de Cerler, Valle de Benasque, creo que se ha llegado a batir recors de sistentes, además sigue la música en Remáscaro, bueba faena Capi.

Loading

Print Friendly, PDF & Email
Hits : 1087