El día se levanta con una fuerte nevada nocturna y vendaval, caos en la carretera en las horas oscuras, ninguna máquina limpia la carretera de Benasque a Cerler hasta que sube el primer camión de Aramon-Cerler y precisamente limpiando él, creo que hay un servicio contratado a la DGA que no funciona, en el caso de haber tenido una urgencia en Cerler, ahora se estaría denunciando.
Bueno dicho esto, vamos a la parte divertida del día, realizando esquí de travesía al revés, primero bajamos y luego subimos; ruta de Pllanadona desde Cerler a Anciles, de Anciles a Benasque por el otro lado del rio y subida por el camino Els Felegás hasta el parking de El Molino.
Mañana de risas y curvas cerradas …
Cruzando arroyos.
Menudo equipo
Y menudo paisaje
Hombre casi al agua …
Observadores de las clases de natación
Pllanadona
Llegada a Anciles
Anciles
Contentos de este nuevo recorrido que no habíamos realizado aún.
Volando al camino
¿quién es el siguiente?
Callejeando.
Salida de Anciles y las focas puestas.
Cruzando el puente
Campo de fútbol de Benasque, ¿jugamos?
Vuelta a casa, Cerler
Fer no te columpies.
Divertida subida.
Benasque y el Arco Iris.
¿A quién le toca abrir?
Pico de Cerler al fondo.

 Celebrando los 65, seguimos sumando centimetros de nieve y días esquiados, hasta pronto.

Pidiendo turno para cruzar los riachuelos.
Los gnomos del bosque

Loading

Print Friendly, PDF & Email
Hits : 1633