Tocaba esquiar en Ardonés

No hay un no para practicar travesía, en uno de los sitios que últimamente subo más en bicicleta que con esquís, pero con Jaume y Ludo, todo ha sido más fácil.

La vista por el polvo sahariano en la nieve afea más el itinerario de lo que nos hemos encontrado en calidad de esta nieve, que nos ha permitido tanto subir como bajar, sin los sustos de días anteriores con nieves muy podridas. Hoy hemos disfrutado de la bajada.

Bajada exigente, por la cantidad de huellas anteriores, pero los que hemos sido expeditivos en un bosque abierto, sin trazas anteriores, nos han dejado realizar varios giros de calidad.

Por cierto, subiendo hemos tenido una ligera nevada, anticipo de lo que viene este fin de semana.

Tocaba esquiar en Ardonés
Aspecto del inicio una vez dejamos la pista.
Tocaba esquiar en Ardonés
Hemos aparcado a escasos 100m de este punto. Jaume subiendo.
Ludo prefiere portear el material.
Luego nos tocará bajar por aquí, primero haremos unas zetas en la ascensión.
Vamos cogiendo altura, la nieve no está helada, ni podrida, nos deja subir fácil.
Podríamos continuar, pero nos adentramos en el bosque, para hacer la subida tradicional.
Ludo nos abre el camino.
Jaume portea al final del tubo, sin nieve.
Tocaba esquiar en Ardonés
El aspecto es algo raro, como si estuvieras en mayo, más que en abril.
Tocaba esquiar en Ardonés
Tocaba esquiar en Ardonés
Tocaba esquiar en Ardonés
Este año de pocas nevadas importantes, vemos claramente la diferencia entre cara sur y cara norte.
Mis compañeros, en esta zona la nieve se rompía con facilidad, por la capa marrón de debajo.
Aquí se nota como apretábamos.
Tocaba esquiar en Ardonés
Pasamos el paso del tubo del barranco y no mejora la vista, nieve escasa.
Tocaba esquiar en Ardonés
Seguimos subiendo, nos está nevando y tememos que nos entre la nube y nos deje sin visibilidad.
Tocaba esquiar en Ardonés
Más arriba nos clarea un poco.
Cerca de la última pala desistiremos de ir a la cima, nos quedamos a escasos metros de la última rampa, para protegernos del viento de sur.
Tocaba esquiar en Ardonés
Y a por lo que más nos gusta, esquiar y si no hay polvo, pues que sea exigente
Tocaba esquiar en Ardonés
Empezamos el agro-ski, buscando los mejores pasos de este laberinto.
Tocaba esquiar en Ardonés
Estudiamos cada paso a dar, pues queremos hacer la bajada sin tener que descalzar esquís.
Y nos vamos saliendo.
Tocaba esquiar en Ardonés
La vuelta después de la barranquera, es seguir la diagonal por la que subimos y bajar la primera canal de subida.
Tocaba esquiar en Ardonés
Tocaba esquiar en Ardonés
Tocaba esquiar en Ardonés
Ahí delante tenemos la entrada al paso de la canal para llegar a la pista.
Tocaba esquiar en Ardonés
Yo prefiero coger esta otra e ir por el bosque y encontrarlos más tarde y me sale bien la jugada, pues hay menos huellas antiguas.
Tocaba esquiar en Ardonés
Tocaba esquiar en Ardonés
Últimos giros de mis compañeros.

Lograda la bajada.

Tocaba esquiar en Ardonés
Ludo cierra nuestra aventura.

FOTOGRAFÍAS DE LUDO

Arriba yo, detalle de la nieve.
Tocaba esquiar en Ardonés
Paso del Barranco
Acercándose Jaume al paso más complicado.
Tocaba esquiar en Ardonés
Final del primer tramo, dos estilos, porteando o con esquís y focas.

Loading

Print Friendly, PDF & Email
Hits : 1468